Viajando con Cristina

7º Septenio (42 a 49 años)

Séptimo Septenio (42 a 49 años) El principiante

Aparece la transformación consciente del Cuerpo Astral (Yo espiritual).

Es una etapa de acción donde empieza el desarrollo del Espíritu.

El hombre y la mujer se convierten en principiantes o aprendices, empiezan a recorrer el largo camino del despertar espiritual.

Se empieza a reconocer el inicio de la declinación físico-biológica

Las fuerzas “desprendidas” pueden ser utilizadas para una nueva forma de creatividad. Son las fuerzas que nos abren al camino espiritual.

En los 3 septenios del espíritu (7,8º,9º) Se deben aliniar los objetivos a una cosmovisión global. Se genera la humildad, la aceptación y el amor.

Las realizaciones deben ser del espíritu y no de la materia.

Características del Septenio:

El alma está al servicio del espíritu. Es el septenio de la acción, se superan las crisis provocadas por la ofensa, ambición y orgullo.

La autoafirmación permite el amor desarrollarse plenamente.

Este septenio es reflejo del 3º Septenio (14 a 21 años). El “Puente”.

Elemento y planeta del 7º Septenio

A este septenio le acompañan las fuerzas de Marte. Marte. La fuerza de la voz. Representa el órgano de la laringe. Don de la palabra. Descubrir la vibración en nuestra alma y en la ajena.

El matrimonio

Los hijos ya no son obstáculos o excusas para esconder vínculos patológicos. Así que la historia común en el matrimonio tiene un papel fundamental. El aspecto espiritual es decisivo:

-Entender el motivo de la convivencia

-Respeto de la Individualidad ajena

-Ejercitar el perdón

Enamoramiento y el amor

El símbolo de Cupido: Dios Eros tira la flecha desde la sabiduría, teniendo presente el Karma personal de cada uno. Se genera el asombro del enamoramiento. Sorpresa y espontaneidad.

El enamoramiento es divino, el amor es Humano.

El amor es la metamorfosis del enamoramiento.

En la pareja el otro se convierte en un gran espejo en el que debemos aprender a mirarnos.

1º Etapa del verdadero amor: Trabajo consciente “Conócete a ti mismo”.

Solo entonces podremos dar y recibir amor de compartir este sagrado mandato Universal.

ENAMORAMIENTO AMOR
Aparición espontanea Responsabilidad
Instintivo Respeto
Invasivo Fraternidad
Pasional Transitar de la igualdad a las diferencias
Alteración de los sentidos Aceptación de los límites
Egoismo/Posesión Conciencia de la individualidad

METAMORFOSIS DE LA DIVINO –EROS- EN LO TERRENAL –HUMANO-

Amor sexual, fraternal y sublime

Cuanto más se encadena el Yo a la corporalidad más se esclaviza el –amor sexual- y cuanto más se independiza de ella más libre se torna el –amor sublime-.

De los 21 a los 42 años se consolida paulatinamente la necesidad de Dar y Recibir, encaminando el desarrollo del amor fraterno, donde se realiza la maduración anímica del Yo humano.

-El amor sexual está ligado al mundo físico, al cuerpo, a los sentidos, instintivo.

La relación sexual es la entrega entre dos seres, un acto inédito, privado y mágico de conciencia ordinaria más allá del tiempo y del espacio. Es imprescindible la persona física y la autosatisfacción.

-El amor fraternal en cambio, ilumina el alma, es la apertura del corazón. Une a los seres entre sí. “Amor al prójimo”, el desinterés personal  genera una apertura al otro y a sus necesidades y debilidades. Se pierde el contenido físico y aparece la presencia de amor que une a los seres entre sí.

De los 21 a los 42 años, en los septenios del alma, son una etapa adecuada para esta transformación, sobretodo de los 35 a 42 años.

-Amor sublime, es el amor cósmico, el amor total. El desprendimiento de la corporalidad. El amor a los ideales. Lo angelical. Los mundos espirituales.

La verdadera luz que se proyecta desde lo alto reflejándose en el amor fraterno y sexual.

De los 42 a los 63 años es la cuna del desarrollo del Amor Sublime y se intensifica a partir de los 63 años.

 

Un pensamiento sobre “7º Septenio (42 a 49 años)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *