Viajando con Cristina

Emmi Pikler – Moverse en Libertad

Emmi Pikler – Moverse en Libertad – Desarrollo de la motricidad global

Después de leer el libro de Emmi Pikler quiero compartir con vosotros la idea general que me he llevado con la lectura. Abramos nuevas visiones del mundo y de la pedagogía.

En el bebe, los movimientos son las únicas manifestaciones psicológicas que se pueden observar.

No es lo mismo “sentado” que “Sentarse”. En este libro se explica la importancia del movimiento libre del niño. Un niño no aprende a caminar porque el adulto le enseñe, el niño por si solo aprende de forma natural solo con tener adultos que caminan a su alrededor.

IMPORTANTE

-No obstaculizar los movimientos libres del niño, no esforzarse por apresurar o cambiar el curso normal de su desarrollo mediante intervenciones directas.

-Asegurar al niño todas las condiciones materiales necesarias para la libertad de sus movimientos para que pueda aprender y se ejercite de una manera autónoma y espontánea.

CARACTERISTICAS DE LOS NIÑOS QUE SE MUEVEN EN LIBERTAD:

-Niños generalmente activos, satisfechos y alegres.

-Desarrollo de sus movimientos continuo y de ritmo regular

-Cada nueva fase es una fuente visible de alegría para el niño.

-Movimientos armoniosos. No son torpes. Se mueven con flexibilidad, coordinación, seguridad y equilibrio.

Los aspectos de desarrollo del niño se hallan relacionados (motor, cognitivo, motivacional, etc.) se influyen mutuamente y están condicionados por el medio en el que tiene lugar el desarrollo.

Los movimientos activos mejoran las funciones psíquicas.

La visión ayuda a la orientación, pero la experimentación del niño está libre de movimiento ayuda al desarrollo.

EL PAPEL DEL ADULTO EN EL DESARROLLO DE LOS MOVIMIENTOS

A partir de los 8-9 meses el niño se sienta solo, del decúbito dorsal se vuelve sobre el vientre, después de costada y apoyándose sobre el brazo o una mano se empuja hasta la posición sentada.

No es lo mismo ‘Sentado’ o ‘Sentarse’.

¿Qué hace el niño? ¿Debemos ayudarle a sentarse antes de que el pueda hacerlo de forma libre y natural?

Consecuencias de ayudar a sentar al niño:

-El niño acaba siendo clavado en un sitio o inmovilizado, se pierde la oportunidad del bebe que se mueve con vivacidad.

-Todos los movimientos se realizan en tensión. Los músculos funcionan en falso.

-El niño está en posturas que no puede llegar o abandonar por si mismo así que esta inmovilizado. Depende del adulto.

INSTITUTO LOCZY

El Instituto Loczy fue fundado en el año 1946. Era un centro para niños abandonados, de madres con tuberculosis, madres que habían muerto en el parto, y otras causas diversas. Emmi Pikler fue directora del centro.

Caracteristicas

En el instituto Loczy se acogían a niños de un máximo de edad hasta los 2 años y medio – 3 años. Con una capacidad hasta 70 niños, donde pasaban normalmente un año.

Se creaban relaciones harmoniosas entre las nurses y los niños.

Muy importante para los niños pasar al aire libre el mayor tiempo posible. En verano y en invierno.

En el instituto Loczy se evita “enseñar” o hacer que los niños ejecuten los diferentes movimientos, tampoco se les incita por ordenes ni por repetidas llamadas de atención a que los realicen conforme a nuestros deseos. El adulto NO debe hacerle realizar al niño movimientos repetidas veces para que los asimile, ni hacer estar al niño en posiciones que no domina.

¿Cómo llevan a la práctica sus principios?

Se pone siempre al niño tumbado sobre la espalda, hasta que el pueda por si mismo adoptar otra posición.

En esta época el adulto lleva en brazos al niño manteniéndole en posición tumbada.

Durante las comidas la nurse le sostiene sobre las rodillas, en posición oblicua, apoyando la cabeza y el tronco de éste sobre su brazo. Para que eructe, le levanta aproximadamente hasta la vertical, 1 o 2 minutos, sosteniendo con firmeza su espalda y su cabeza.

Durante sus tentativas no se ayuda al niño a concluir un movimiento iniciado; No se le ayuda a sentarse o ponerse de pie ni sosteniéndole de la mano ni por otros medios.

Mientras el niño no sea capaz de volverse de la posición dorsal a la ventral solo se le pone en esta última posición algunos minutos al día, cuando es inevitable (después del baño para secarle la espalda o en un reconocimiento médico).

NUNCA se sienta al niño hasta que él no lo sabe hacer por si solo.

MIENTRAS él no se ponga de pie por sí solo, nosotros no lo pondremos de pie.

No se le ayuda a caminar.

Si el niño tiende la mano o se agarra a los vestidos de la nurse, ésta le coge en brazos pero NO le lleva de la mano.

Si se cae no se le levanta.

Más tarde, cuando ya domina la marcha, se evita también llevarle de la mano para pasearle.

Se le da la mano para establecer un vínculo, NO para ayudarle a caminar.

El adulto no tiende un juguete demasiado alto para iniciarle a ponerse de pie; tampoco le tienta con llamadas ni con ayuda de juguetes para conseguir sus primeros pasos.

No se le prohíbe ni se impide tentativa espontánea alguna. Ni si quiera que el niño que ya anda, pueda rodar o jugar incluso tumbado hacia arriba tanto tiempo como lo desee. Se crean todas las posibilidades para hacerlo.

El no ayudarlo no significa tener indiferencia, el adulto comparte la alegría del niño cuando consigue hacer un movimiento nuevo.

El adulto aprecia las tentativas autónomas del niño y su gran diversidad en el ejercicio de un movimiento o una postura.

CONDICIONES PARA GARANTIZAR LA LIBERTAD DE MOVIMIENTO (EL ENTORNO MATERIAL)

Es muy importante que la indumentaria no obstaculice los movimientos del niño. Ropa flexible, no muy gruesa, que permitan facilidad de movimientos (flexión, extensión, rotación…) Libertad de movimiento.

Desde su primera edad se evita inmovilizar al niño en cualquier posición que fuere (a excepción de un breve periodo post-natal en que se halla cálidamente envuelto en mantas poco ceñidas). Para dormir se usan sacos anchos de unos 60cm. Así puede patalear; No utilizamos ropa con capucha, porque estorba la libertad de movimientos de la cabeza. Cuando se pone de pie empieza a vestir un mono. Calzado flexible de tela o de punto que adopte la forma del pie. Mientras no ande bien no llevará calzado de suela rígida. E incluso más tarde, sólo lo llevará para pasear o para los juegos al aire libre si así lo impone el tiempo.

Mientras están despiertos, los niños sólo llevarán puesto lo que sea estrictamente necesario.

En verano, el aire libre, estarán desnudos el mayor tiempo posible.

ESPACIO ADECUADO

Son importantes las dimensiones de las camas.

Para recién nacidos serán de 45x90cm.

Para los dos primeros años: 60x90cm

Los niños cuando empiezan a moverse disponen de un parque mínimo 1m2/niño (si hay varios). Y más de 1m2 a medida que el niño se mueve más.

Se deja un gran terreno para el niño: en la habitación una parte vallada y en el jardín un espacio de césped.

Duermen en un colchón duro. El suelo de la habitación es de madera.

JUGUETES ADECUADOS

A partir de los 3 años, nos esforzamos por proporcionar juguetes adecuados a su edad. Que los puedan coger por si mismos y que puedan jugar solos. No le ponemos el jueguete en su mano ni fijados por encima de su cabeza o en los barrotes de su cuna.

En verano los niños juegan en el jardín, en un terreno desnivelado, ligeramente en pendiente, cubierto por hierba. Tienen a su disposición un montón de arena (acotado). Trepan por las escaleras del jardín (2, 3 o 4 escalones de una altura de 14,14 y 18cm con una anchura de 24cm. Y otras escaleras de 7 a 7 escalones de 15,16 y 17cm de altura por escalón y de 32cm de profundidad, lo utilizan los niños mucho antes de que anden.

DESARROLLO DE LA MOTRICIDAD

El niño echado hacia arriba sus movimientos se hacen cada vez más vivos y vigorosos. Los gestos de la cabeza, de los brazos y de las piernas se van haciendo progresivamente más libres. Hasta que empiezan a realizar sus primeros movimientos.

Emmi Pikler

FASES DEL DESARROLLO MOTOR:

I Pasa de la posición dorsal a la de costado (y vuelve a la posición inicial). 18semanas aproximadamente.

II Se vuelve tumbado hacia abajo. 25semanas aproximadamente

III Pasa de la posición ventral a la dorsal (con vueltas alternadas) 30 semanas aproximadamente. Estos tres pasos se realizan siempre en orden cronológico.

IV Repta sobre el vientre. 40 semanas aproximadamente

V Gatea. 46 semanas aproximadamente

VI Se sienta (está sentado y vuelve a tumbarse) 46 semanas aproximadamente

VII Se arrodilla erguido (Se sostiene sobre las rodillas, vuelve a colocarse a gatas o se sienta). 47 semanas.

VIII Se pone de pie (Se sostiene de pie y se pone de nuevo a gatas y se sienta). 51 semanas, aproximadamente cuando tiene un año.

IX Comienza a andar sin sujetarse (Se pone de pie por sí mismo) 16 meses aproximadamente

X Marcha estable; el niño la utiliza diariamente para desplazarse (antes de que tenga un año)

Las últimas dos fases el niño las adquiere en orden cronológico. De la IV a la VII las puede realizar en otro orden.

Para los más interesados en ver las estadísticas de los niños del Instituto Loczy, podréis encontrar en su libro todo detallado. Cuando alcanzan cada posición y dependiendo de si los niños son prematuros, que suelen alcanzar la posición un poco más tarde, y dependiendo también del peso al nacer, si pesan menos suelen tener un desarrollo motor más lento también. También encontraréis estadísticas de los cambios de postura, el tiempo que pasan en cada postura y el número de movimientos que realizan.

*Durante un breve periodo, cuando el niño acaba de aprender a volverse tumbado hacia abajo o a ponerse de pie, sin poder todavía volverse hacia arriba o volver a sentarse o ponerse de rodillas, si lloraba en estas posiciones nuevas, la nurse le colocaba en la posición inicial.

En el Instituto Loczy, los niños adoptan posturas variadas, las cambian a menudo y además se desplazan progresivamente con mayor frecuencia. Se mantienen sin interrupción en una misma postura durante periodos generalmente más cortos que sus compañeros de edad que son colocados en posición ventral sentados o puestos de pie o colocados por el adulto en diversos accesorios.

En los estudios vieron que los niños pasan menos de 10min en cada postura. Normalmente están unos 2,5min aproximadamente en cada postura.

Los niños llegan a cada una de las nuevas posiciones a través de sus intentos autónomos. Con buenas condiciones de equilibrio muscular y con la participación global de toda la musculatura del cuerpo.

Se vigila el espacio seguro para el niño, los muebles están pegados a la pared o al suelo para que no puedan caer encima de ellos.

Los niños tumbados hacia arriba, a partir de las 4 o 6 semanas, vuelven fácilmente la cabeza a izquierda y derecha; después siguen con los ojos y la cabeza todo lo que en su entorno despierta su atención.

Los niños de algunas semanas traban conocimiento con sus manos, al seguir sus movimientos, aun involuntarios, se desarrolla la coordinación de los movimientos de la cabeza, de los ojos, de los brazos y de las manos.

Los cuidados, bañarle, darle comida, vestirle, etc… no deben ser apresurados ni precipitados ya que es el momento de establecer buena relación entre el niño y el adulto.

Las investigaciones no fueron hechas en condiciones experimentales sino en el ambiente habitual del niño. Al final del libro hay dibujos de los gestos típicos de los movimientos de los bebes, explicados de forma muy detallada que ayudan a hacerse una idea general del desarrollo motor del niño.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *