Viajando con Cristina

Cómo conocer los mundos superiores – Rudolf Steiner

Cómo conocer los mundos superiores

Por Rudolf Steiner

En este libro Rudolf Steiner explica como tener una conexión más allá del mundo material, una conexión con nuestra alma. La enseñanza oculta que todos podemos aprender porque está dentro de nosotros. Con devoción, una vida interior activa, entregarse cada vez menos a las impresiones del mundo exterior, la admiración, la estima, la veneración hacia el mundo, el no juzgar…

Todo conocimiento que busques solamente para aumentar tu propio saber y para acumular tesoros personales, te desviará del sendero; pero todo conocimiento que busques para madurar en el empeño del ennoblecimiento humano y de la evolución del mundo, te hará progresar un paso más”. La búsqueda de la verdad.

Este libro es muy profundo y hay que leerlo con calma para interiorizar cada palabra. Aquí voy a compartir los ejercicios prácticos que propone el libro, que me parecen muy útiles para la vida de cualquier persona, tanto si quiere iniciarse en la ciencia oculta o simplemente para mejorarse como personas sin querer llegar más allá.

Todas las reglas prácticas que se exponen para desarrollar la vida interior estan fundamentadas en experiencias y en una sabiduría antiquísimas.

QUIETUD INTERIOR “Ajusta cada uno de tus actos, cada una de tus palabras, de manera que no coartes la libertad de obrar a persona algunas”. “Procurar reservarte momentos de quietud interior y aprende entonces a discernir lo esencial de lo segundario.

VOLUNTAD SINCERA Un ejercicio que propone, es dedicar 5min al día en observarnos a nosotros mismos desde fuera, podemos observar nuestro acontecer del día y observarnos con la quietud interior de un juez imparcial.

MEDITACIÓN (REFLEXIÓN CONTEMPLATIVA) Solo la quietud interior pueden dar espacio al alma para crecer.

En el libro muestran las 3 etapas y grados de la iniciación a los mundos superiores:

1-ETAPA PREPARATORIA Se basa en el cultivo bien definido del sentimiento y del pensamiento. Propone ejercicios de observación, fijar la atención, intensa y conscientemente sobre procesos del mundo de crecimiento o floración. Observar objetos con intensidad y exactitud. También podemos fijarnos en algo que se marchita o se desvanece.

Escuchar a los demás con nuestro propio ser en silencio absoluto. No pensar en la aprovación o disentimiento. Debemos acallar el impulso interior de aprobación y de contradicción. No tener juicios. Escuchar sin actitud crítica. Oir lo que dice el alma del otro.

2-ETAPA DE LA ILUMINACIÓN Paciencia y perseverancia. Propone observar diversos seres de la naturaleza: Un cristal, una planta o un animal. Comparar un mineral con un animal y luego introducir la planta en las comparaciones. Observar en la naturaleza todo lo oculto que no se ve con el ojo físico. Como una planta crece, que la hace crecer, su forma, porque es como es, las semillas, cuando se marchita, etc. “Dentro de poco esta planta, con su forma y colores, habrá dejado de existir pero la idea de que producirá semillas me dice que no va a desaparecer en la nada”.

Si alguien nos ofende nacerá este pensamiento: “Semejante ofensa en nada afecta mi propio valor” y adopta las medidas necesarias con calma y serenidad sin que el enojo influya en su actitud. Tener la misma calma y acierto como si la ofensa se hubiera dirigido contra otra persona a cuyo favor tuviéramos el derecho a intervenir.

Defectos que deben combatirse: La cólera, el enojo, la propensión al miedo, la superstición, la tendencia al prejuicio, la vanidad y la ambición, la curiosidad y el no saber guardar discreción.

Liberar los prejuicios. Cuando alguien me dirige la palabra y tengo que contestarle, tendré que esforzarme en tener en cuenta su opinión, sus sentimientos y hasta sus prejuicios. El saber callar acompañado de la verdadera paciencia, abren el alma al mundo anímico y el espíritu al mundo espiritual. Vuélvete interiormente tranquilo y callado y espera con paciencia. Todo ello sin descuidar tus tareas habituales siempre con este pensamiento: “Alcanzaré lo que he de alcanzar cuando esté maduro para ello”. Paciencia y constancia. Rodearse de la naturaleza.

Iniciación a la iluminación

PRUEBA DEL FUEGO Visión de las cualidades de los cuerpos sin vida, de las plantas, animales y del ser humano

PRUEBA DEL AGUA Reconocer su deber y obrar correctamente. Renuncia a todo prejuicio. Buen sentido común. Dispuesto a renunciar a la propia opinión. Nada ni nadie pueden darle la fuerza que necesita, sino únicamente él mismo.

PRUEBA DE AIRE La vida común es una escuela oculta. La capacidad de tomar decisiones a las situaciones de la vida. El que esté pronto para obrar frente a una desgracia inminente. Quien transforma la fuerza de decisión en un dar permanente. Quien se apoya solo en sí mismo, podrá entrar en el templo del conocimiento superior. El saber oculto que esta a servicio de la humanidad.

Condiciones para la etapa de Iluminación:

FIJAR LA ATENCIÓN EN MANTENER Y FAVORECER EL BUEN ESTADO DE SALUD CORPORAL Y ESPIRITUAL

SENTIRSE MIEMBRO INTEGRANTE DE LA VIDA ENTERA Lo que culpamos de los demás, buscar si ¿No será acaso consecuencia de mi propio proceder? En vez de dirigir mi resentimiento hacia los demás. Por ejemplo a un criminal me abstengo de formular un juicio y digo “No soy sino un hombre como él. Posiblemente que las circunstancias me favorecieron y me ha salvado de un destino como el suyo”.

SOY MIEMBRO INTEGRANTE DE LA HUMANIDAD ENTERA y comparto la responsabilidad por todo cuanto acontece. De nada sirve formular exigencias generales a la humanidad. “Al perfeccionarme a mi mismo, no hago algo exclusivamente para mi, sino también para el mundo”.

LA VERDADERA ESENCIA DEL HOMBRE RESIDE EN SU INTERIOR

LA CONSTANCIA EN REALIZAR TODA DECISIÓN, UNA VEZ SE HAYA TOMADO Solo abandonar si se comprueba que nos hemos equivocado. Tampoco cesará en sus esfuerzos para realizar lo decidido, por numerosos que hayan sido sus fracasos.

SENTIMIENTOS DE GRATITUD hacia todo cuanto favorezca al hombre. ¡Cuanto debemos a la naturaleza y a nuestros semejantes!

-CONSIDERAR LA VIDA

En la zona de la garganta tenemos una flor de loto con 16 pétalos. De ellos 8 tenemos de forma natural y los otros 8 los podemos desarrollar. Para ellos hay que desarrollar 8 actitudes:

1-CÓMO EL HOMBRE SE APROPIA DE SUS IDEAS. Generalmente deja que intervenga la casualidad solo cuando se encarga de su auto educación empieza a ser activo de sus propias ideas.

2- LA MANERA DE TOMAR DECISIONES. Debe decidirse después de un examen bien fundado, incluso lo más insignificante. Alejar de su alma toda acción irreflexiva. Actuar por motivos bien pensados.

3-La tercera actitud del agua se refiere al hablar. DE LOS LABIOS SÓLO DEBE PROCEDER AQUELLO QUE TENGA SENTIDO Y SIGNIFICADO, pues el hablar por hablar le aparta de su camino. Hablará y responderá a todos, pero pensando en lo que dice.

4- REGULACIÓN DE LA ACCIÓN EXTERNA. Se abstendrá de hacer todo en cuanto moleste a los demás o que esté en contradicción con lo que pase en derredor. Examinará cuidadosamente el modo de responder lo mejor posible. Considerará más claramente los efectos de su modo de obrar.

5- ORGANIZACIÓN DE TODA SU VIDA. Vivir con arreglo a las leyes del espiritu y de la naturaleza, evitando la precipitación y la indolencia. Considerará la vida como un medio de trabajar y se conducirá de acuerdo con esa idea. El cuidado de la salud, sus hábitos… los cultivará de manera tal que resulta una vida armoniosa.

6- ASPIRACIONES Y AMBICIONES HUMANAS. Examinará sus facultades y sus aptitudes y procederá en el sentido que, tal conocimiento de sí mismo le brinde. No intentará realizar lo que esté fuera del alcance de sus fuerzas; pero tampoco dejrá de hacer lo que se encuentre dentro de sus posibilidades. El mismo se fijará objetivos que concuerden con los ideales y los altos deberes del ser humano. Tratará de comprender lo que es su vocación y de dirigir su mirada más allá de la existencia cotidiana, cumplir sus obligaciones cada vez mejor y con mayor perfección.

7- ESFUERZO DE APRENDER DE LA VIDA TODO LO POSIBLE. Todas las experiencias útiles para su vida propia. Aprender de los errores para mejorarse. Y cuando vea actuar a otros, los observará con fines análogos.

8-ECHAR UNA MIRADA, DE VEZ EN CUANDO, A SU PROPIO INTERIOR. Examen de conciencia, formar y examinar los principior que rigen la vida. Pasar revista a sus conocimientos, considerar su deberes, reflexionar sobre el contenido de la vida, etc.

De estas 8 actitudes nos ayudarán al desenvolvimiento de la flor de loto de 16 pétalos. Armonizar los pensamientos y las palabras con los hechos del mundo exterior. La veracidad, sinceridad y la lealtad son fuerzas constructivas. Si pienso o digo algo que no concuerda con la realidad destruyo algo en mi órgano de percepción espiritual, por más excelentes que sean mis intenciones. Si vamos trabajando estas actitudes poco a poco se convierten como hábitos y se convertirán en el modo natural de vivir. El vivir de este modo ha de ser un hábito.

Cerca del corazón tenemos otra flor de loto, esta tiene 12 pétalos y se desarrolla de forma similar. 6 ya existían y 6 se desarrollan con las siguientes actitudes:

1-REGULAR EL DESARROLLO DE SUS PENSAMIENTOS. Control y dominio del pensamiento interior.

2-CONTROL O DOMINIO DE LAS ACCIONES

3-CULTIVO DE LA PERSEVERANCIA. No desviar por influencia alguna

4- TOLERANCIA hacia los hombres, hacia los demás seres, incluso hacia los hechos. Reprimir toda crítica superflua de lo imperfecto y de lo malo. No juzgar. Si le toca un infortunio aceptar e intentar darle un giro y beneficio.

5-MANTENERSE LIBRE DE PREJUICIOS FRENTE A CUANTO SE PRESENTE EN LA VIDA. Fe y confianza. En todo momento estará dispuesto a examinar y rectificar su propio parecer según otro criterio siempre receptivo a todo cuanto se le presente. Si se propone algo tiene fe en el poder de su propósito. 100 fracasos no pueden arrebatarle esa fe que es la “fe que mueve montañas”.

6º ADQUISICIÓN DE CIERTO EQUILIBRIO INTERIOR (ECUANIMIDAD) Ecuanimidad frente al dolor como frente a lo afortunado.

El discípulo debe adquirir suficiente fuerza de voluntad para que solo le causen impresión las cosas a las que dirija la atención. No verá más que lo que quiera ver. Deberá ejercitar en esfuerzos de no orís nada, aun en medio del mayor barullo, si no quiere oír. Antes de enlazar un pensamiento con otro, reflexionará cuidadosamente dónde se le había presentado este último. El alma no debe ser impulsada por el cuerpo hacia deseos y pasiones contrarias al pensar puro y noble.

4 cualidades para el sendero de prueba:

1-Facultad de discernir pensamientos verdadero o aparente. La verdad de la mera opinión

2-Apreciación acertada de lo verdadero y de lo real frente a la apariencia

3-Practicar las 6 cualidades: Control y dominio de los pensamientos, control y dominio de la acción, perseverancia, tolerancia fe y ecuanimidad.

4-Amor a la libertad Interior.

La acción más sencilla, el más pequeño quehacer, tienen algo de importante dentro de la gran economía universal. “.

TRANSFORMACIÓN DE LA VIDA DE LOS SUEÑOS

A medida que nos vamos preparando con los ejercicios y la práctica diaria. Los sueños comienzan a tener un carácter ordenado. El contenido cambia. El que sueña esta despierto, se siente dueño y en completo dominio de las imágenes que se presentan. Comienza la comunicación del hombre con otro mundo.

Cuando llegamos a este punto debemos adquirir la capacidad de conservar las observaciones hechas durante el sueño.

La vida transcurre en tres estados que se alternan: Vigilia, sueño con ensueños, y sueño profundo libre de ensueños.

Los sueños pierden su condición de insignificantes irregulares e incoherentes y se transforman en un mundo coherente ajustado a las reglas. En los sueños se revelan hechos que representan una realidad superior en toda la extensión de la palabra.

El hombre que haya alcanzado este grado de desarrollo no deja de tener experiencias conscientes durante los periodos en que su cuerpo físico se encuentra en reposo y en los que su alma no recibe impresiones mediante los órganos sensoriales. El alma esta fuera de la parte del cuerpo físico.

El alma vive en un mundo superior y esta vida persiste durante el sueño. Cuando empezamos a ser conscientes de la vida superior se transforma toda nuestra vida.

Mientras no estamos conectados con el mundo espiritual hay unas fuerzas ocultas de seres cósmicos superiores que guían nuestras vidas. Estas fuerzas del cosmos obran según las vidas anteriores, según la ley del Karma. Aquellas potencias influyen en la formación de tu destino, son ellas las que determinan la justa medida del placer y del dolor en el curso de cada una de las encarnaciones, de acuerdo con la conducta de encarnaciones anteriores. Reinan sobre nosotros según la amplia ley del Karma. Pero cuando empezamos esa conexión con los mundo superiores, todas las influencias del cosmos que nos guiaban las deberemos hacer solos.

Las potencias kármicas vieron todas las acciones de tus vidas pasadas, todos tus pensamientos y sentimientos más recónditos, y ellas determinaron consecuentemente, tu modo actual de ser y de vivir. De ahora en adelante a ti mismo han de revelarse todos los aspectos buenos y malos de tus vidas pasadas. Hasta ahora han estado entretejidos en tu propia naturaleza; estaban dentro de ti y tú no podías verlos. Así que esas fuerzas dejarán ese trabajo exclusivamente en tus propias manos. Hay que estar muy preparado para llegar a este punto porque ya no habrá nadie que nos ayudará. Hay que asumir la plena responsabilidad de todo cuanto hagas y pienses. Y sentirte totalmente libre del miedo y dispuesto a la más alta responsabilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *