Viajando con Cristina

6º Septenio (35-42años)

6º Septenio (35-42años)

Autoconfianza. El alma consciente

La conciencia de los hechos. Se analiza el camino recorrido y el que queda por recorrer.

Una etapa en el que se es uno mismo.

Se adquiere conciencia de las cosas a base de la experiencia y se pretende más que nunca lograr lo correcto y que aquello logrado tenga valor.

¿Qué valor tiene lo vivido hasta ahora? Se preguntan a si mismos los interrogantes de los próximos proyectos desde ahora en adelante. ¿Valdrá la pena el esfuerzo? ¿Tendré fuerzas para lograrlo? ¿Cuál es la distancia que me separa de mis metas? ¿Cuántos años tendré para vivir?

Se trabaja la Voluntad que es el estimulo para realizar en adelante un camino mejor.

¿Qué valor puede tener mi vida para el mundo?

Camino de la verdadera madurez anímica.

Fuerzas de la conciencia. En esta etapa se empieza a tener conciencia de la muerte

El Yo comienza la metamorfosis en materia física. Voluntad

Las fuerzas sutiles espirituales se liberan por el desgaste del cuerpo físico y esto lleva a un desarrollo espiritual, adquiriendo conciencia del próximo destino terrenal. Disminuye la vitalidad que se compensa por una autoexigencia.

Se trabaja la aceptación de uno mismo y de los demás. El autoconfianza.

Se cuestiona la vocación tanto si es para cambiarla como para retomar lo abandonado.

Aparece una transformación de sentimientos amorosos.

Se empieza a aceptar el desgaste del cuerpo físico.

En el final de este septenio hay una crisis donde hay una transformación plena del alma de consciencia.

El primer septenio tiene espejismo en el 6º septenio, los problemas que se pudieron tener el en primer septenio, todo lo que fue sembrado entonces, no será posible de ser cosechado ahora.

Sentimiento y Voluntad son las cualidades más importantes a ser trabajadas en el primer septenio para ser reflejadas en este 6º Septenio.

De la cabeza se eleva el alma de conciencia al alma espiritual. El pensar cognitivo debe estar impregnado de fuerzas volitivas y de sentimiento para ser un pensamiento vivo.

El pensar de la cabeza tiende a morir cuando no es alimentado por el corazón.

El mundo exterior impacta el alma generando a cada instante una nueva sensación.

Observa, analiza, recapacita y activa.

Valores:          -Riqueza, prestigio y poder

-Verdad, bondad, belleza

La voluntad torna vivo el pensamiento. Gracias a la voluntad podremos actuar y materializar todos aquello pensamientos que tenemos. La voluntad cuando se le añade la entrega para desarrollar ideales morales se transforma en amor para desarrollar el sentimiento moral.

El amor, el sentimiento junto con la entrega y la voluntad generan la Devoción.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *